Entrevista a Ernesto Jara, Director de Estrategia Digital de Porta.

 

En un futuro cercano los publicistas estarán más cerca de los programadores que de los artistas. Al menos así lo asegura el Director de Estrategia Digital de Porta, Ernesto Jara, quien revela que los creativos serán los encargados de “alimentar los algoritmos con puntos de vistas creativos, sociales, económicos y de competencia”.

Muchos la asocian a androides y máquinas, pero la verdad es que la Inteligencia Artificial (IA) ya lleva años siendo parte de la cotidianidad. Y es que no sólo se trata de un algoritmo que automatiza funciones, sino que también es una tecnología que mejora los procesos de creación y ejecución de tareas, asociadas -hasta ahora- exclusivamente a humanos. Frente a esto, las industrias han tenido que adaptarse y la publicidad ha sido una de ellas.

El mercado laboral evoluciona. Se sustituyen trabajos por máquinas y se crean nuevas necesidades. Sin embargo, pese al avance de la Inteligencia Artificial, en la Industria Creativa todavía es imprescindible un ser humano. Por tanto, el sector debería ver el  progreso tecnológico no como una amenaza sino como  un gran complemento.

En publicidad ya diseñamos algoritmos, de la misma forma que lo hace la Inteligencia Artificial. Al consumidor le enviamos un mensaje para que lo tome y lo interprete. Nosotros luego obtenemos información de ese acto y su reacción, que nos sirve para entender el mercado al que nos enfrentamos. Con la IA podríamos hacer esto a una velocidad y escala nunca antes vista.

Probablemente, en unos años más, los creativos diseñaremos fórmulas y las alimentaremos con puntos de vistas creativos, sociales, económicos, de mercado y de competencia con el fin de que se creen soluciones que respondan a las necesidades de nuestros clientes.

Por lo tanto, el desafío de la publicidad hoy -ante el avance de la Inteligencia Artificial- es que los integrantes de las industrias creativas seamos capaces de diseñar mejores propuestas creativas a través de la construcción de nuevos algoritmos.

No pasará mucho tiempo hasta que Porta tenga sus propios algoritmos, su propia forma de comunicar y resolver problemas de negocio que, sin duda, será distinto al de otras agencias. No pasará mucho tiempo para que nos demos cuenta de que los creativos vamos a estar tan cerca de los programadores como de los artistas.